Aitor Ortiz

Bilbao, 1971

Vive y trabaja en Bilbao, donde después de cursar estudios técnicos en imagen y sonido decide dedicarse a la fotografía. Su actividad profesional como fotógrafo de arquitectura cuya autoría es ajena a él, convive con su faceta artística desarrollada a mediados de los años 90, donde la arquitectura imaginada -construida a partir de espacios reales, a veces anónimos o abandonados- fue durante un tiempo su principal temática.

Ortiz concibe la construcción y la desconstrucción de la imagen como el punto de partida en su creación. El espacio creado es el resultado de su intervención sobre la realidad mediante fotografías de edificaciones retocadas digitalmente y tratadas con infografía para ofrecer una visión inquietante, atemporal, del objeto, evitando su reconocimiento. Sus trabajos son concebidos en series para desarrollar, así, de forma exhaustiva, diferentes aspectos de un motivo espacial, tal y como reflejan «Destructuras» (2000), «Modular.mod» y «Modular.rec» (2002-2003), «Muros de luz» (2005-2007) o «Millau» (2008), por ejemplo. Desde una perspectiva analítica, concibe el proceso como un elemento de tanta importancia como el resultado final: disecciona el objeto arquitectónico, reconstruyéndolo, aleja la imagen obtenida del puro reconocimiento formal y se centra en el espacio.

Define su propio lenguaje a partir de elementos propios de la arquitectura como, por ejemplo, la escala y su modificación –un componente que condiciona el punto de vista del espectador- junto con otros procedentes de la fotografía como el enfoque. El estudio de la estructura, la luz como elemento configurador del espacio e incluso, el uso de soportes basculantes para jugar con la perspectiva (en el caso de “Modular.mod”), confieren un halo de atemporalidad a sus obras. Junto a la fotografía, ha desarrollado diversos proyectos recurriendo a otros medios como la instalación —GAPAmorfosis Espacio Latente— o las intervenciones específicas como la realizada en el Museo Guggenheim de Bilbao en 2007. En algunos de ellos combina la utilización de diferentes medios, como en Destructuras Muros de luz, donde además de la fotografía experimenta con el vídeo.

Aitor Ortiz ha obtenido diversos premios desde los inicios de su trayectoria artística: Lux de Oro (Barcelona 1994), Primer Premio “Villa de Madrid” (1996), Gran Premio de la Bienal de Arte de Alejandría, (Egipto, 2001), Premio ABC de Fotografía (2002) y Premio Ciutat de Palma d’Arts Plàstiques (Palma de Mallorca, 2006). Su obra ha sido expuesta en la Sala Rekalde (Bilbao, 2002), Artium de Álava (Vitoria, 2006), Koldo Mitxelena (San Sebastián, 2009), Museo Patio Herreriano (Valladolid, 2009), Swedish National Museum of Photography (Estocolmo, 2011), Museo Guggenheim Bilbao (2011) y la Sala Canal de Isabel II (Madrid, 2013). Su obra forma parte de las colecciones del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), Museo Patio Herreriano (Valladolid), Artium de Álava (Vitoria), Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma, Institut Valencià d’Art Modern (Valencia), Museo Guggenheim Bilbao, Fundació “la Caixa”, Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa (A Coruña), entre otros.

Obras en la colección