Archie Gittes

Melrose, Massachusetts, 1903 − Boston, 1991

Estudia en el Chicago Institute of Fine Arts, en el Museum School de Boston y en la School of Fine Arts and Crafts también de Boston, donde tiene como profesor a Charles Hopkinson (1869-1962), pintor especializado en el género del retrato. Gracias a una beca de la escuela de Boston, en 1929 viaja por Europa recorriendo los principales museos de Francia, Italia y Londres. A finales de ese mismo año se instala en París y asiste a las escuelas Colarossi y Grande-Chaumier, donde profundiza en el estudio de la figura y el desnudo.

Sus obras se vinculan a la tradición clasicista, basadas en el realismo, que reflejan afinidades con los valores de «vuelta al orden» como reacción del movimiento modernista. Participa en una colectiva de artistas americanos en el Salon d’Automne, París (1930). En 1932, Gittes llega a Mallorca con su mujer, la compositora Cicely Foster, hermana de la mujer del artista mallorquín Juli Ramis, y durante diecisiete años reside en las localidades de Gènova, Palma y Deià. Este período en la isla, el más productivo de su vida, recoge su actividad centrada en los géneros del paisaje, el retrato y el desnudo, que provoca un gran impacto en la Mallorca puritana de posguerra. A pesar de ello, es aceptado tanto por la crítica como en el ámbito académico, integrándose así en el mundo artístico mallorquín.

Expone por primera vez en Mallorca en 1940 en las Galerías Costa, y posteriormente en el Círculo de Bellas Artes (1941) y en las Galerías Quint (1946). Durante su estancia mallorquina recibe diversos premios del Círculo de Bellas Artes de Palma: mención honorífica de escultura en el I Salón de Primavera (1941), primera medalla, sección naturaleza muerta y paisaje en el II Salón de Primavera (1942), primera medalla de paisaje en el Salón de Otoño (1943), primera medalla de dibujo y grabado en el III Salón de Otoño (1944), segunda medalla en el III Salón de las Flores (1945). Regresa a Boston en 1948, donde se dedica a impartir clases en la escuela de bellas artes de la ciudad. Sus vínculos con Mallorca se mantienen en los años posteriores gracias a su visita a la isla en 1967 y a la retrospectiva organizada en 1987 en el Museu de Mallorca. Su obra forma parte de colecciones de museos e instituciones, como la del Ajuntament de Palma, el Museu de Mallorca y “Sa Nostra”, Caixa de Balears, entre otros.