José María Sicilia

Madrid, 1954

Vive y trabaja entre Madrid, París y Sóller (Mallorca). Después de abandonar la formación académica, en 1980, se traslada a París. Si comienza por realizar una pintura de carácter expresionista y temática paisajística, posteriormente se interesa por la representación de los objetos de uso cotidiano. A mediados de los años ochenta se traslada temporalmente a Nueva York, donde depura su pintura y la orienta hacia la abstracción matérica. Al final de la década de los ochenta y a principios de los noventa empieza a trabajar el color blanco en superficies de texturas muy ricas. Introduce el uso de la cera y la trabaja junto con el óleo. Ha expuesto, entre otros centros, en el IVAM, Centre del Carme de Valencia (1987), en el Palacio Velázquez de Madrid (1988), en la Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca, Palma (1993), en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (1997) y en la Abadía de Santo Domingo de Silos, Burgos (2000). Su obra está presente en colecciones como la del Museum of Modern Art de Nueva York, el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el IVAM de Valencia, el Museo Patio Herreriano de Valladolid, el Musée National d’Art Moderne de París, la National Gallery of Australia de Canberra o la Bibliothèque Nationale de France en París. En 1989 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas.