Educación y Formación

Presentación

El Área de Desarrollo Educativo, Formación y Programas Públicos de Es Baluard tiene como objetivo la mediación entre el museo y los distintos sectores sociales y potenciar el desarrollo de la sensibilidad creativa y el juicio crítico en la población.

Así, se abre a diferentes colectivos y territorios, más allá del edificio del museo y a la creación de proyectos en colaboración donde intervienen diferentes agentes, no sólo del ámbito cultural y educativo sino también del social en todas sus variantes.

Desde el 2013, ha venido reformulándose en un continuo I+D centrado en dos focos: el educativo y el formativo, que se complementan y conectan también con la función de Programas públicos. Conscientes de su necesidad de continua evaluación y reformulación al ritmo de la sociedad, tanto en una dirección como en la otra, se trabaja en la investigación de nuevas fórmulas de actuación que puedan dar respuesta a la diversidad de necesidades e intereses existentes en los diversos interlocutores y audiencias contemporáneas. Un museo debe ser una fuente fértil para el emprendizaje y la construcción cultural crítica y participativa.

La vertiente educativa está vinculada a grupos escolares, familiares, gente mayor, enfermos mentales, colectivos en situación de riesgo, agrupaciones de mujeres, géneros y transgéneros, grupos de migrantes así como organizaciones locales y globales tanto profesionales como no.

Se entiende el museo como un espacio comunitario y a la ciudadanía como portadora de conocimientos y realidades. Se potencia el trabajo horizontal y dialógico con los diferentes colectivos a través de las prácticas artísticas contemporáneas entendidas como herramientas de creación de cultura, conocimiento y experiencias compartidas.

Los contenidos a partir de los cuales se generan los diferentes programas pueden girar en torno a la programación expositiva del museo, su colección permanente, la propia historia del lugar, su entorno patrimonial, las necesidades de los colectivos y comunidades con las que se colabora, entre otros, así como programas autónomos en simbiosis con las realidades de las prácticas creativas y discursivas contemporáneas.

La parte formativa del área consta de dos vertientes. Por un lado procura dar respuesta a los adultos desvinculados del ámbito artístico pero con inquietudes hacia el mismo; por otro, trata de iniciar modelos y plataformas especializadas, construidas desde el museo o en red con otras instituciones, con la intención de dotar de instrumentos necesarios a los profesionales en activo tanto de la docencia, la cultura y creación contemporánea o del activismo social.