ORÍGENES DE ES BALUARD

Es Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma se encuentra ubicado en el perímetro del baluarte de Sant Pere, que forma parte del recinto amurallado renacentista que rodeaba la ciudad de Palma hasta principios del s. XX.


El Baluarte de Sant Pere

La construcción del bastión defensivo data del último cuarto del siglo XVI. En esta época se refuerzan los antiguos muros medievales con la edificación de nuevas murallas, ideadas por el ingeniero italiano Giacomo Palearo Fratín. Su diseño se adapta a las nuevas necesidades defensivas de la época y concibe un recinto formado por baluartes unidos entre sí por lienzos de muralla. El baluarte de Sant Pere destaca por sus grandes dimensiones y su ubicación estratégica, por ello fue el lugar elegido para instalar una de las escuelas de artillería más prestigiosas de Europa.

El Baluarte de Sant Pere ha sufrido diferentes modificaciones a lo largo de los siglos. En 1646, bajo el mandato de Vicenç Mut (nombrado ingeniero y sargento mayor de la fortificación en 1638), se modifica la altura del bastión de Santa Catalina para igualarlo con los de Moranta y Sitjar y poder comunicarlos a través de la muralla. Será durante el siglo XVIII cuando la construcción adoptará definitivamente la forma actual.

En 1952, después de más de trescientos años, el baluarte de Sant Pere dejó de tener un uso militar. Unos años más tarde pasó a manos privadas. Los nuevos propietarios proyectaron construir edificios en toda la zona y, por ello, en 1963 intentaron destruir la muralla con bombas de cal colocadas estratégicamente, las cuales consiguieron derribar gran parte de la cortina de poniente del baluarte. Los ciudadanos de Palma no permanecieron impasibles y su reacción aceleró la declaración del baluarte como conjunto histórico-artístico: se proyectó su reconstrucción inmediata en 1965.

A finales de la década de los ochenta, después de este incidente, los terrenos fueron calificados de uso público y se inició su expropiación. El baluarte cae en un estado de abandono hasta que en 1997 estos terrenos son cedidos por el Ayuntamiento de Palma para la construcción de Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma, inaugurado el 30 de enero de 2004.


L'Aljub

Es un antiguo aljibe de agua dulce cuya construcción finalizó durante la década de 1640. Cuenta con una tipología clásica de planta rectangular de 353 m², cubierta con una vuelta de cañón rebajada y aperturas para su ventilación. Gracias a su restauración se pueden apreciar las diferentes técnicas constructivas aplicadas a sus muros, una de las cuales es la antiquísima espina de pez.

Se sabe que el agua dulce que almacenaba abastecía a todo el barrio del Puig de Sant Pere y a los barcos que llegaban al puerto. Esta agua provenía de la fuente de la Vila, próxima a Esporles; entraba en la ciudad por la puerta de Santa Margalida y llegaba al aljibe mediante una acequia-acueducto.

Cuando el baluarte cayó en desuso se convirtió en un vertedero de basura. Sin embargo, en el momento de la construcción del museo, se redescubrió y se decidió recuperarlo, incorporándolo al proyecto de Es Baluard.

Desde su inauguración tiene un uso polivalente: con una programación expositiva de artistas contemporáneos internacionales, actividades interdisciplinares o como espacio polivalente que puede alquilarse dadas sus dimensiones y su magnífica acústica.

El nuevo edificio se integra en el antiguo baluarte renacentista. El edificio del siglo XXI convive armónicamente con el del siglo XVI.  

El edificio del museo, definido por líneas simples y limpias, es del todo respetuoso con el entorno patrimonial e histórico que le rodea y aloja; se integra perfectamente dentro del perfil del baluarte renacentista. El diálogo entre la arquitectura contemporánea del nuevo edificio y la antigua muralla está presente en todo momento y es constante, y uno se da cuenta a medida que recorre los diferentes espacios del museo. El proyecto pretende ser integrador de la construcción moderna y respetar el patrimonio antiguo de las murallas; a la vez que diferenciador. Por este motivo se han utilizado materiales como el hormigón y el vidrio, que permiten distinguir perfectamente las dos tipologías constructivas.   

El edificio, diseñado por Lluís García-Ruiz, Jaume García-Ruiz, Vicente Tomás y Angel Sánchez Cantalejo, tiene una superficie total de 5.027 m², de los que 2.500 se destinan a espacios expositivos. Está dividido en tres plantas que se relacionan con el exterior, con las murallas y entre sí mediante rampas, claraboyas y grandes balcones interiores, buscando la idea de calle interior.   

Los espacios exteriores son concebidos como lugares de exposición y paseo, trazando un recorrido por el perímetro de la muralla. El gran aljibe se mantiene también como espacio expositivo, a la vez que acoge actos diversos en función de la programación del museo.

Programación y destino de los espacios del museo

Descargar los Estatutos de la Fundación


Directoras de Es Baluard

Desde 2004, Es Baluard ha contado con las siguientes directoras:
  • Teresa Pérez-Jofre Santesmases (enero de 2003 - febrero de 2004)
  • Marie-Claire Uberquoi Lebrun (mayo de 2004 - febrero de 2008)
  • Cristina Ros Salvà (febrero de 2008 - febrero de 2012)
  • Nekane Aramburu (marzo de 2013 - actualidad)