Fecha: 1998

Técnica: Gelatinobromuro de plata y baño de selenio sobre papel baritado

Medidas: 110 x 110 cm

Edición: 1/3

Es Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma

Nº reg. : 620

Obra no expuesta

En Morbella, Alberto García-Alix nos presenta una imagen vinculada a una etapa de su vida, trasladándonos a uno de sus viajes a Formentera, isla con la que mantiene una relación especial; allí, su compañera de viaje ese verano es la protagonista de este primer plano frontal en el que posa y descubre los tatuajes que cubren la totalidad de su cuerpo. Defensor de lo analógico, realiza las fotografías disparando sin censuras de encuadres, gestos o temas.

La imagen se sitúa en la línea de autorretratos y retratos de personajes desconocidos, outsiders, y nombres reconocidos, seres muy próximos o personas con las que empatiza. Su entorno cercano siempre ha sido su fuente más directa y el cuerpo central de su trabajo. También la búsqueda de escenarios, momentos intangibles del exterior que son asimismo la manera de plasmar su interior. En los últimos tiempos ha integrado el paisaje urbano de ciudades o el entorno natural, como el de Formentera en este caso, pero sin alejarse de sus constantes búsquedas, reflejo de situaciones y espejos de quiebras o eclosiones internas tan reveladoras como la mirada directa de sus personajes.

E.B.

Biografía del artista