Joaquim Mir

Posta de sol

Fecha: c. 1903

Técnica: Óleo sobre tela

Medidas: 280 x 190 cm

Es Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma

Nº reg. : 566

Obra no expuesta

Fue en 1902, a raíz de la construcción del Gran Hotel de Palma por Lluís Domènech i Montaner, que Antonio Albareda, el arrendatario del edificio, encargó siete plafones para decorar el gran comedor, espacio que contaba con 140 metros: cuatro los realizó Santiago Rusiñol y tres Joaquim Mir, a quien se le especificó que fuesen «marinas de las costas mallorquinas». Mir se volcó en el proyecto con mucha energía y para llevarlo a cabo se trasladó a Pollença. Se retrasó en el encargo hasta el punto de que Rusiñol estaba dispuesto a realizarlo en 15 días, pero lo cierto es que una vez abierto el hotel al público las obras más admiradas fueron las de Mir. Para Rusiñol era un trabajo menor y presentó ampliaciones producidas por Antoni Gelabert a partir de sus óleos.

Mir pintó los plafones Posta de sol, La cala encantada, Deià (repetición en gran formato de una de sus versiones anteriores) y La cala Sant Vicenç. El pintor barcelonés afianza en ellos su estilo y técnica. De los tres grandes cuadros, el de menores proporciones es esta Posta de sol, que sintetiza todos los valores transgresores y revolucionarios del Mir mallorquín: extrema soledad del paisaje, costas rocosas irregulares y un realismo visionario que llegó a la abstracción, con fluidez de tonalidades y colores contrastados en zonas. Posta de sol es el manifiesto pictórico de Mir, un pintor que encontró en Mallorca su expresión y que consiguió ser uno de los paisajistas más importantes de la Europa de su época y uno de los creadores más originales y singulares del momento.

En 1941, el Gran Hotel cerró definitivamente y las obras fueron trasladadas de manera provisional al Museu de la Llonja de Palma, después los cuadros pasaron por diversos coleccionistas hasta que, como piezas de gran valor, han acabado en importantes colecciones: La cala encantada pertenece a Aena Colección de Arte Contemporáneo; La cala Sant Vicenç, a la colección Museu de Montserrat; y Posta de sol, adquirido para la Colección Es Baluard.

M.G.

Biografía del artista